IV Carta de Autodemarcación territorial Munduruku-

Nosotros, los Munduruku del Alto y Medio Tapajós, continuamos con la segunda etapa de la autodemarcación IPI WUYXI IBUYXIM IKUKAP – DAJE KAPAP EYPI.

Durante cinco días en la selva, hemos determinado seis puntos de la autodemarcación y, a la vez, hemos sido testigos de la destrucción llevada a cabo por los invasores y saqueadores de nuestras tierras: empresas madereras, extractores de palmito y ocupantes ilegales.

El segundo día, mientras seguíamos el rastro de los madereros, tuvimos dificultades para alimentarnos, ya que llevábamos dos días sin encontrar carne de caza. Sabemos que donde hay presencia  de ruido de tractores, de motosierras y movimiento de personas en el ramal, la caza se extingue porque los animales no toleran el olor humano. Mencionamos esto porque que hemos presenciado estos acontecimientos durante la autodemarcación.

Después de recorrer el camino de tierra de los madereros, vimos un sendero y un puente, que ellos utilizan para cargar madera y palmito de açaí. También vimos sus plantíos. Este sendero es una vía para la extracción de madera y troncos de palma. Ahora que estamos en el proceso de autodemarcación, nos hemos percatado de que esta área afectada se encuentra dentro de nuestro territorio.

Hemos observado la destrucción que esta gente está haciendo en los campos de açaí. Hemos observado la destrucción que esta gente está haciendo en los campos de açaí: comienzan los madereros creando el ramal y luego vienen los extractores de palmito para destruir los acaiçales. Hemos tratado de preservar el açaí para poder dárselo a nuestros nietos, pero ahora nos damos cuenta de que no queda casi nada en nuestra tierra. De esta tierra es de donde extraemos la fruta para dar su jugo a nuestros hijos, y ahora estamos presenciando su destrucción. Siempre decimos que el PARIWAT (hombre no indígena) no tiene ningún tipo de conciencia sobre esto.

La razón por la que estamos demarcando nuestra tierra es porque el PARIWAT está destruyendo los árboles y nosotros no lo hacemos. La intención del PARIWAT y del Gobierno Federal es destruir y la intención del indígena es preservar. ¿Por qué preservamos? Porque este patrimonio nos lo ha otorgado nuestro guerrero Karosakaybu. La tierra es nuestra madre, la que nos proporciona el sustento y supervivencia, y donde podemos vivir de acuerdo a nuestra propia cultura.

DAJE KAPAP EYPI es un lugar sagrado para todo el pueblo Munduruku, ya sea del Alto o Medio Tapajós. Tenemos que preservar nuestra naturaleza, nuestro río, nuestros animales y nuestros frutos, otorgados por Karosakaybu.

Estamos llevando a cabo la autodemarcación con el fin de demostrar que esta es nuestra tierra y para que los hombres blancos la respeten. Queremos tener autonomía sobre nuestra tierra, queremos que nosotros, los indígenas, seamos los fiscales y protectores de esta tierra, como siempre lo hemos sido.

Seguimos aquí en la autodemarcación y no sabemos con qué nos encontraremos más adelante…

Sawe!

11 de julio de 2015, aldea Munduruku Sawre Muybu, Medio Río Tapajós. Estado del Pará, Brasil.

Traducción por Anai Vera e Guillermo Justel, revisado por Emilia Villagra e Inés Jimenes

Coordinado por el “Comité Paulista de Solidaridad a Lucha Por el Tapajós”

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s